Feb 5, 2016

Comunicadores indígenas sufren destrucción de material informativo, detención ilegal y falsa imputación

Screen shot 2016-02-05 at 12
crédito de foto:C-Libre

Fuente: C-Libre

Comité por la Libre Expresión (C-Libre). Militares de la Guardia de Honor Presidencial (GHP) atacaron a los comunicadores de las radios comunitarias la Voz Lenca y Radio Guarajambala, Rolando Gutiérrez y Selvin Milla, el mediodía de este jueves, durante la cobertura periodística de una actividad política de la Primera Dama, Ana García.

Esta denuncia fue interpuesta por la coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Indígenas Populares de Honduras (Copinh), Bertha Cáceres.

Relató a C-Libre que al mediodía, entraron a una actividad pública de la Primera Dama. El alcalde de Intibucá, Javier Martínez, “que los conoce como comunicadores que apoyan la lucha social, los señaló ante la Guardia de Honor Presidencial”.

“Por ser de la oposición”

Entonces, los militares los empujaron, les pegaron, les dijeron que los iban a detener porque eran de la oposición, los discriminaron por su forma de vestir. Además de eso, les quitaron su cámara que es propiedad del Copinh y les destruyeron todo el material informativo, describió.

Uno de los militares le quitó su documento de identificación a Milla, que hacía constar que tiene su tarjeta de identidad en trámite, y se la robaron, denunció Cáceres.

La agresión que viola derechos fundamentales y coarta severamente la libertad de expresión de los comunicadores -para difundir información, y la libertad de expresión de la ciudadanía, para recibirla- ocurrió en la escuela Valero Meza, en el municipio de La Esperanza, departamento de Intibucá, al occidente del país.

El Copinh promovió un Habeas Corpus o Exhibición Personal y solicitó el nombramiento del juez ejecutor para que realice las diligencias inmediatas con el fin de constatar la violación del derecho a la libertad y/o el derecho a la integridad personal de las personas ofendidas. “Comprobada la detención ilegal de persona ofendida, ordene se restituya en el acto el derecho constitucional violado y sea excarcelado del lugar donde se encuentren”.

El subcomisionado de policía, Wilson Alvarenga, jefe Departamental de la Policía Nacional en Intibucá, confirmó la detención.

Explicó que le informaron que estas personas no presentaron identificación cuando los requirió la policía. No se ha presentado ningún familiar a identificarlos, sostuvo.

“Si son corresponsales por qué no andan ninguna identificación”, preguntó.Según la doctrina jurídica de protección de la libertad de expresión, la exigencia de credenciales para ejercer el periodismo violenta la libertad de expresión.

Alvarenga informó que desconoce sobre la destrucción de material informativo de los comunicadores porque solamente sabe que los llevó una patrulla.

No se está violentando la libertad de expresión sólo que todo hondureño tiene la obligación de andar identificado, sostuvo.

El oficial agregó que los detendrían por 24 horas por faltas, establecidas en la Ley de Policía y de Convivencia Social. No obstante, el artículo 56 de la citada ley, solamente establece que “en los casos de resistencia o negativa infundada, para presentar documentos de identidad o de propiedad de vehículos u objetos de necesaria portación, se podrá requerir la conducción de dichas personas a las dependencias próximas que cuenten con medios adecuados para realizar la diligencia de identificación o acreditación de propiedad, para este solo efecto y por el tiempo indispensable”.

En el Libro de Novedades Policiales, se registró que los detuvieron a las 13:45 horas del jueves por violentar el artículo 100 de la Ley de Policía y de Convivencia Social, informó a C-Libre el oficial de servicio.

Este artículo cita que la persona que se encuentre “vagando en forma sospechosa, si no da razón de su presencia, será conducido a la estación de policía, con el objeto de ser identificado y será sometido a vigilancia en defensa de la sociedad”.

Al respecto, el portavoz de la Policía Nacional, subcomisionado Leonel Sauceda, indicó que no fue la policía que agredió a estas personas, se les detiene para efectos de investigación. “En todo momento, los integrantes de la Policía Nacional somos respetuosos de los derechos y garantías individuales de todos los hondureños”.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Añadir comentario