Aug 26, 2016

Secretaría de Seguridad emitió comunicado para estigmatizar a defensoras después de detenerlas ilegalmente

Fuente: Comité por la Libre Expresión (C-Libre)

Menos de 24 horas después de detenerlas sin seguir un procedimiento técnico policial adecuado y sin respetar el debido proceso, la Secretaría de Seguridad emitió un comunicado en el que revela datos personales de dos defensoras detenidas

Además, la Secretaría de Seguridad cuestiona las formas de expresión bajo el argumento de seguridad y bajo el mismo argumento, la institución estatal utiliza un tipo penal para estigmatizar a las dos defensoras vulneradas; al mismo tiempo, estigmatizan la promoción de los derechos humanos y la denuncia hecha por las organizaciones de Derechos Humanos.

El discurso público de la Secretaría de Seguridad, por medio del pronunciamiento, cita «lamentamos que algunos organismos de derechos humanos hayan actuado con ligereza al dar a conocer a la opinión pública mediante comunicado, que las damas estuvieron en riesgo o que estuvieron detenidas ilegalmente».

Las organizaciones que difundieron la denuncia en los primeros minutos fueron la Red de Defensoras y el Comité por la Libre Expresión.

El discurso público estigmatizante que la Policía Nacional le proporcionó a la Secteraría de Seguridad indica también que «se auxilió al taxista  Walter Salomón Ramírez Ávila que solicitó auxilio policial porque las dos jóvenes mientras iban en su unidad, sostenían una plática y comenzaron a hacerle preguntas que a él le parecieron extrañas por lo que supuestamente el taxista pidió auxilio y le dijo a Policías Municipales que supuestamente lo querían secuestrar y que lo llevaban en contra de su seguridad».

La detención

C-Libre informó unos minutos después de la detención, ocurrida el 25 de agosto de 2016, que las defensoras de derechos de las mujeres Gabriela Díaz, del Centro de Derechos de las Mujeres CDM y Karen Mejía, de la organización internacional Médicos sin Fronteras, fueron detenidas ilegalmente por la Policía Nacional, después de salir de una reunión con el Relator especial sobre situación de defensores y defensoras de derechos humanos de Naciones Unidas Michel Forst.

Ambas mujeres fueron trasladadas del lugar de la detención a la estación de la policía metropolitana, más conocida como CORE 7, en la patrulla policial MI037,  donde fueron liberadas alrededor de tres horas después de haber sido detenidas.

La detención se llevó a cabo a pesar que las jóvenes se identificaron como defensoras, a lo que los policías respondieron con burlas hacia ellas.

El Relator especial arribó el jueves a Tegucigalpa para participar en una visita académica que concluirá mañana, en la que sostendrá reuniones con defensores y defensoras de la región centroamericana.  

Los hechos sucedieron en el Barrio la Hoya de Tegucigalpa, fueron cometidos por elementos de la Policía Nacional, en un incidente confuso que movilizó a la comunidad de defensores y defensoras de derechos humanos.

El Relator Especial de Naciones Unidas sobre la Situación de Defensoras y Defensores, Michel Forst, recibió la noticia en medio de una cena con defensoras de la región centroamericana en la que las hondureñas eran un grupo mayoritario.

Al lugar de la detención llegó el Director Ejecutivo del Comité por la Libre Expresión C-Libre, Edy Tábora quien fue agredido a empujones por un oficial identificado con los apellido Gáleas, igual que a la periodista Sandra Marybel Sánchez que también fue víctima de agresiones verbales.  

Honduras es considerada por diferentes organismos nacionales e internacionales, como uno de los países más peligrosos del continente para defensores y defensoras de los derechos humanos.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Añadir comentario