Apr 28, 2017

Criminalización De La Protesta Vs. La Resistencia Social Frente A La Minería En La Región Centroamericana

La puya_large
crédito de foto:Mujeres orando para impedir la entrada de maquinaria a La Puya, municipios del departamento de Guatemala. Foto cortesía José Cruz

Por Alfredo Carías

Managua, Nicaragua. Criminalización de las defensoras ambientales, violación a derechos humanos y la venta de los territorios al mejor postor a consecuencia de la minería son el común denominador en los países centroamericanos, y son parte de las conclusiones destacadas del conclave desarrollado entre activistas, defensoras y defensores de derechos humanos para luchar contra los proyectos extractivistas en la región.

Movilización de comunidades en contra de la mina exigiendo a municipalidad sobre concesión otorgada, Honduras. Foto cortesía Comité Derechos Humano. 

Esta represión por parte de las empresas extractivistas han cobrado muchas vidas en la lucha a lo largo de la historia en la región Centroamericana manifestó Pedro Landa, activista del Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación ERIC-SJ, de Honduras.

Comienza en toda Centroamérica una carrera para reformas leyes, para abrir códigos mineros, para facilitar la inversión minera y comienza esta nueva fase de invasión. Lastimosamente 20 años después, hemos visto que ha generado muchos efectos negativos en el caso de Honduras según el informe de Global Witness, nosotros somos el país más peligroso del planeta para defender el ambiente, donde han sido asesinados al menos 123 hombres y mujeres en conflictos relacionados con la defensa del medio ambiente y los territorios”, señalo Landa.  

A pesar de la represión más de 6 mil personas marcharon en el municipio del Negrito departamento de Yoro, celebrando la declaratoria del primer municipio libre de minería en Honduras el pasado 28 de febrero del presente año. Foto cortesía de Pedro Landa.

Prueba de ello son las más de 100 concesiones de territorios en Santa Bárbara en Honduras para desarrollar proyectos de minería y represas, sin embargo, han encontrado oposición y resistencia de las comunidades denunció Eunice Ramírez pobladora de dicha localidad.

Además, este modelo extractivista está generando una severa crisis de agua en la región centroamericana, particularmente en Guatemala aseguro José Cruz, representante del Colectivo Madre Selva de Guatemala.

“La crisis de agua, Guatemala es un país con una gran capacidad de recarga y recursos hídricos, sin embargo, el abuso de las empresas extractivistas, de la minería, de las grandes hidroeléctricas, de mega plantaciones de caña, de palma africana y de banano, están generando una carencia de agua en el país”, concluyo Cruz. 

Foto por Eunice Ramírez, Honduras

Por eso es importante el intentar cerrar filas en la región ante los proyectos extractivistas. En tal sentido, distintas organizaciones de cuatro países se han unido en un frente común, declararon las activistas durante un foro regional denominado: “Impactos y desafíos de la Minería Metálica en América Central”, realizado en la ciudad de Managua, Nicaragua.

 “Hacemos el lanzamiento oficial del proyecto de fortalecimiento de la sociedad civil y su trabajo de defensa del medio ambiente y derechos humanos a nivel regional,  en el cual estaremos compartiendo acciones de articulación y de esfuerzos entre Guatemala, El Salvador, Nicaragua y Honduras”, expuso Heizel Torres, representante del Centro Humboldt, de Nicaragua.

Ante esta avasallante represión de las empresas mineras en complicidad con los gobiernos locales la única opción es la organización para la resistencia señalo Bernardo Belloso presidente de la Asociación para el Desarrollo de El Salvador (CRIPDES), al compartir la experiencia exitosa del país.

Compartir como El Salvador nuestros aciertos y desaciertos que hemos tenido en la lucha durante el camino que desarrollamos para garantizar que en la Asamblea Legislativa se aprobará una ley que prohíba la explotación de la minería metálica, hacemos énfasis que la población en toda Centroamérica debe estar organizada y fortalecida para enfrentar a cualquier trasnacional que quiera hacer uso de nuestros bienes naturales para hacerla mercancía”, destaco Belloso.

Este encuentro, que contó con la participación de unos 40 representantes de organizaciones y comunidades en la región, busca fortalecer la comunicación e intercambio de experiencias de organizaciones y comunidades afectadas y establecer una plataforma que visibilice los impactos de la minería y promueva la regulación efectiva de industrias extractivas. 

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Añadir comentario