Nov 30, 2009

Terminó la farsa

Me uno a todos aquellos que no reconocen validez a elecciones de ayer 29 de noviembre. Son muchos (la mayoría), en el mundo que consideran la imposibilidad legal y moral de elecciones de Honduras en dictadura. Deseo fervientemente que Honduras encuentre sus propios caminos de libertad, normalidad y democracia.
No más mentiras. "Sólo la verdad os hará libres". Nunca aceptaré un Golpe Militar de Estado. No es humano ni cristiano.

La autoridad viene de Dios y no de la mentira. Que el Dios Liberador y de la Vida convierta corazones de piedra de los golpistas y de sus causantes, también de los corazones enajenados que apaluden el Golpe y la dictadura, incluso que niegan violaciones de derechos humanos acaecidos el mismo día de las elecciones, que lo han negado siempre: su corazón es del golpe y no de Dios.  ¡Que se conviertan! Que su corazón de piedra se convierta en corazón de carne en el amor a los hermanos cuyos derechos humanos son violados con lesa humanidad. Por lo demás, por la sola opresión y represión a sus hermanos, debieran estar por Cristo, en el que sufre, y no con los poderosos golpistas y dictadores. Creo que un desafío de Derecho Internacional es buscar luego los mecanismos legales para impedir que sigan habiendo golpes de Estado en el mundo. Ojala se haga luego, incluso con sanciones concretas, en América Latina.

Comentarios

    ni venezuela , ni el mundo pueden aceptar unas elecciones producto de un golpe de estado,

Añadir comentario